14/9/08

Al despertar la llama de sentimientos dormidos, 4º pasaje, Cap 2

―Pensé que aún servías en las campañas de las islas del sur. No imaginas cuánto ansiaba volver a verte; hacía meses que los emisarios no traían noticias de tu paradero. Cuán doloroso ha sido vivir sin saber de ti. Cuánto desasosiego sentía al pensar que, expuesto como estabas a innumerables peligros, podía haberte ocurrido algo que me privara de tu presencia para siempre ―exclamó exteriorizando tal alegría, que de la negra nube que ensombrecía sus pensamientos no subsistió ni el recuerdo.

«¿Quién mejor que él me serviría de apoyo para evitar que recaiga en la vacuidad que la temida soledad ofrece?» pensó mientras lo abrazaba férreamente, como si fuera la respuesta a una plegaria no pronunciada.

―Así es. Y aunque la guerra aún sigue, me he visto obligado a volver; cuestiones familiares me retendrán unos días ―contestó de forma escueta y con relativo desconcierto, sin saber cómo afrontar en este deseado encuentro el peso que sobre él ejercían los años y la privación de libertad de ella. Eran estas y otras cuestiones las que lo sometían al recatado distanciamiento que en él provocaba la ausencia de una difunta niñez atesorada en la memoria.

Siendo ella la que en principio tenía más que perder, se entregó por entero a la embriagadora magia que la situación le hacía sentir. Entretanto él, a pesar de estar disfrutando del momento tanto o más que la dama, no podía evitar desligarse de una realidad que le obligaba a mostrarse receloso; que reclamaba en pos de la discreción las continuas miradas que furtivamente dirigía en todas direcciones, temeroso de ver reflejada su inmoralidad en el gesto de desaprobación de algún paseante inoportuno.

Ella notó desde el principio la rigidez del que la estrechaba sus brazos, y la pasividad a la que el pudor lo condicionaba. Pero hizo caso omiso de ello, y se concentró en extraer cuanta felicidad le fue posible; siendo tal vez ese ápice de egoísmo lo que impidió que se rompiera la espontánea armonía que manó de su rescatada inocencia, dotando a este insólito reencuentro una cautivadora ternura. Sin embargo, y pese al adverso influjo que la aprensión y el desconcierto ejercían, condicionándolo al rechazo, la singular emotividad que con calidez los envolvía no tardó en tomar posesión del recién llegado, haciendo que tan impropia rigidez se esfumara por momentos, hasta que, escudándose en la seguridad que le proporcionaba esta ferviente muestra de cariño, se entregó sin restricciones al agradable contacto que producía el sentirse unidos como un solo ser; corroborando con una rotundidad incuestionable que sus lazos de amistad eran más fuertes que todos los preceptos sobre los que se sustentaban las estrictas normas eclesiásticas. Y fue amparándose en la placentera privacidad de aquel completo mutismo donde dio rienda suelta a reprimidas emociones, brotando de su mirar un llanto, llamado a encarnar el fruto de su creciente entusiasmo.
Escasos instantes transcurrieron antes de que el caballero reparara en su estado. Y siendo desconocedor de los sentimientos que lo había originado, no pudo menos que alarmarse. Intentó apartarla, con la esperanza de vislumbrar en su rostro el motivo de tamaña aflicción. Pero la joven se aferró aún con más fuerza, como si en estos instantes su mero contacto fuera para ella más preciso que el mismo aire.

6 comentarios:

vittt dijo...

se puede...?

si me dices por dónde comenzar, y soy capaz de sacar algo del tiempo que dedico a mi legendaria holgazanería, me pondré a buscarte faltas de ornitorrinco.

te leeré

palabras (Novela Blog) dijo...

Adentro estás en tu casa ;)

Siento que lo veas todo así pero es que se me cascó el blog, y se jodieron los enlaces, las etiquetas categorias, ect.

Para comenzar

Pues este es el último mensaje, y el primero pues abajo del todo, (encuanto encuentre quien me eche un cable lo pongo todo más claro y enlazo vuestros blog ;)

¿Buscarme faltas?

Mucha suerte con eso, jajajaja:)

Creo que no es necesario que te lo diga,pero tienes total libertad para opinar y sugerir, como si fuera tuyo.

Mi intención es que salga un buen libro y toda ayuda es bien venida, (osea que no me importa compartir la gloria o las miserias jajajaj).

Espero que no se te haga muy cuesta arriba, (al parecer según algunos lectores cuesta hacerse a la manera de narrar en los primeros compases, pero cuando se le pilla el punto resulta muy adictiva), jajaj

Venga un abrazo grande


PD:y no desesperes si no ves fallos, que seguro que algun día aparece algo, aunque sea de tipeo, jajaja:P



Por cierto estoy en otro blog comunal, en el que aparte de colgar nuestros textos, tenemos cabida para autores invitados, por si te animas a mandar algo, y de camino te publicitas el blog.

Y bueno si te mola el rollo que llevamos te podrías plantear ser miembro, que todo es hablarlo ;)

Por ahí te dejo la dirección

http://sevillaescribe.blogspot.com/

weiss dijo...

Buenas por aquí!! Qué, dándole a lo tuyo, veo... mira, algo que podría llamar un "avance" en la línea que me gusta más y que te he aconsejado en alguna ocasión sí que he visto en este último fragmento: los personajes, en su breve diálogo, hablan de una forma más natural. Como narrador, y dado el contexto de la historia, me parece pertinente ese lenguaje barroco, pero al intervenir los personajes creo que es más correcto que se expresen de una forma más verosímil; con su pompa y sus maneras ampulosas, vale, que son señores medievales de rancio abolengo, pero de forma natural. En ese sentido, pues, le noto cierta mejoría al tratamiento de esas escenas. En fin, ya me dejaré caer en otra ocasión (ésta, como era la primera, he procurado que resultara cortés y elogiosa; ya te daré caña :p). Saludillos

palabras (Novela Blog) dijo...

Don Weiss, que insolito placer ;)

Ese "cierta mejoría" no suena demasiado mal :)

La verdad es que se le está echando mucho curro, y supongo que los resultados van saliendo a la vista. Aunque creo que todavía tiene cosillas que pulir. Se irá haciendo lo que se puede, y no me faltan clavecillos de vez en cuando.

En cuanto a la caña, la espero ansiosamente. Tienes buen ojo para esto, y de seguro resultará tremendamente productiva ;)


Una abrazo grande. Nos leemos

vitolink dijo...

Vamos bien...

Guerras lejanas, romances cercanos.

Sigo leyendo!

(Perdón por el retraso,pero ando fatal de tiempo de últimas)

palabras (Novela Blog) dijo...

Pues a ver si así llegamos hasta el final;)

Y no te preocupes por el retraso que el texto no se va ;)

Un abrazo, nos seguimos leyendo :)