8/5/09

25º pasaje, Cap 7

―Porque un juramento me une a ellos. El mismo que ha estado apunto de costarme la vida.

»¿Creéis que habría merecido la pena que hubiéramos muerto por ellos? No vos por vuestra fe y yo por mi promesa, sino por una acción burdamente irreflexiva que propició hechos que no supieron atajarse a tiempo. ¿O es qué acaso en este instante no albergáis, al igual que yo, un inconfesable desprecio hacia ellos?

»No habré de negaros que con mis palabras trato de obtener vuestro silencio, me veo condicionado a ello, pero de la misma manera os digo con sinceridad que me desagradaría, al igual que debería desagradaros a vos, ver como una reputación durante años forjada se envilece, salpicada por la falta de madurez de dos jóvenes irrespetuosos.

De este modo lo que comenzó como un consabido desdén se tornó en un insólito alarde de abrumadora franqueza, y la ausencia de negación del heraldo se interpretó como una discreta afirmación.

―Sea como fuere la decisión os corresponde a vos. El destino, o los propios Dioses, han querido que sobre vuestras manos descansen las semillas de un mal que, liberado, crecería sin conocer mesura.

»Ahora debéis ser fiel a vuestro criterio y consciente de pros y contras, y valeros o no de ellas para que arraiguen en el conocimiento o sean mantenidas a buen recaudo para evitar que se propague tan nociva simiente. Porque aunque sabemos que estaría mal no plantarlas, no desconocemos que el hacerlo sería aún peor.

»Como veis no se trata de dilucidar que es bueno o malo, correcto o no, si no de calcular el daño que habrá de provocar, teniendo siempre en cuenta que más allá de los merecedores de castigo, existen inocentes que se verán dañados. Y como podéis comprobar, el número de los que sin merecerlo sufrirán las consecuencias es demasiado cuantioso para que tal verdad resulte viable.
»Consolaos como yo hice en casos que no diferían mucho de este, pensando que, como dicen las sagradas escrituras: “No habrán de perdurar virtudes ni alegrías en la vida de los que tiende a conducirse por mal camino”.