7/7/09

Cap 11 (4)

Larga fue la tregua que el destino le concedió antes de que tan prolongada charla empezara a hacer mella. Su interés por seguir allí entró en conflicto con el lacerante dolor de unas piernas que cansadas de soportar la postura y el peso exigían descanso. Los cambios de posición para evitar calambres se hicieron constantes, hasta que en uno de ellos se le mostró a Garin algo que por el momento éste habría de omitir. Encubrió al que más tarde delataría. Mientras tanto su desenfrenado apetito contribuyó a su permanencia e hizo el martirio más llevadero. Y aún hostigado todo fue bien hasta que irrumpió una corriente de aire, que además de arrancar a los ocupantes temblores desveló al que aún dormía, el cual no tardó en extrañar la manta. Y tras una breve e infructuosa búsqueda a tientas y con los ojos cerrados descubrió que con ella desapareció su anfitrión, mas la pereza salió airosa, y tras emitir un gruñido se encogió para mostrar la indiferencia propia de quien bajo el influjo del sueño trataba de encomendarse a él. Mas quiso el destino enviarle una segunda ráfaga, como si no contento con el resultado pretendiera seguir hostigándolo, hasta terminar con su reticencia e instarlo a reanudar la búsqueda de algo con lo que paliar el frío.

5 comentarios:

dafd dijo...

En el cap. 10 íntegro te referías a un párrafo:
"Y entre tantos pensamientos y visiones recordó algo inconcluso. Fue entonces cuando extrajo un pergamino ya escrito, y añadió lo siguiente: “Mi buen amigo, como quisiera estar cuando comience la cacería, mas mis quehaceres me retienen. Confió en que tus lebreles levanten la presa”. Y una vez sellada la depositó sobre una bandeja para estos fines y marchó a dormir."

Ya no volví a abrir ese capítulo por lo que no leí el comentario hasta ahora.
Cuando lo leí di por supuesto que el protagonista habría sido invitado a una cacería pero no quería ir y escribió una excusa en el pergamino. Una vez escrito, lo depósitó en una bandeja. Bandeja que es como el buzón del correo. Entiendo que el servicio se encargará de recorrer la carta de esa bandeja y de hacérsela llegar al destinatario.
Lo único, por puntualizar algo, es en ese "Mi buen amigo, como quisiera estar cuando comience la cacería". Ese "como", interpreto que es cómo.

dafd dijo...

¿No crees prudente, respecto otra vez al tema del cap. 10 íntegro, en el párrafo correspondiente a ese pergamino de excusa, incluir algún nombre?

Ángel Vela (palabras) dijo...

Saludos, dafd, y perodna la tardanza.

En cuanto a esa parte, me da que me pasé de sutil. Nadie lo pilló. En realidad pretendía que fuera la confirmación a uno de sus sicarios de que el marido de ella se había ido, para que mandara gente que acabara con él. Supongo que el tema queda demasiado alejado como para que se caiga.

Y bueno, sabiendo esto, creo que queda aclarado de rebote el porqué no háy nombres enla carta.

Ah, y gracias por la correción ;)

Un abrazo. Nos leemos

dafd dijo...

No, me temo que tal como lo expones no lo habría interpretado.

Ángel Vela (palabras) dijo...

Bueno le daremos vueltas al coco, a ver cómo lo hacemos.

Un abrazo. Nos leemos