30/8/08

Al despertar la llama de sentimientos dormidos, 5º pasaje del Cap 1

Fue el destierro de su desidia quien la llevó a tomar la determinación en un momento de lucidez de no demorarse allí, por lo que prosiguió su camino para acceder al interior desde la puerta del este, habiendo quedado muy atrás aquella por la entró.
Sin otro pensamiento que el de abandonar el jardín dentro de los márgenes establecidos, continuó tan presurosa marcha sin intención de pausa alguna. No obstante, a medio camino hubo de verse interceptada por un enjambre de niños que hacia ella corrían. Estos, pertenecientes a diversas casas y desconocedores de la cordial enemistad de sus padres, como indudable prueba de un tierno afecto jugaban juntos, ajenos a la crudeza de una verdad futura. No habiendo de faltar al respecto el comentario que Sulian de Edar hizo durante una de las celebraciones, en la que otro de los invitados aludió “a la alegría que le hacía sentir el verlos tan unidos”, a lo que este respondió con una pregunta: “¿Cómo en este periodo de su virtuosa inocencia podrían tan siquiera imaginar que se verán obligados a sacrificar, con el pasar del tiempo, todo vínculo de amistad o cariño que se hubiera forjado en años de infancia?”

Al reconocer a la joven señora, estos fueron en busca del calor que habitualmente ella les ofrecía. Y rebosantes de una excelsa gratitud se aproximaron al unísono para hacerle fiesta. De este modo se dejaron llevar por el irreprochable entusiasmo de un egoísmo infantil que, encontrándose exento del menor pudor, les permitía confesar fervorosamente el verse necesitados de su cariño, siendo las repetidas manifestaciones de su encanto, las que inconscientemente propiciaron que en algunos de más edad comenzaran a prevalecer las tempranas semillas del amor. Aunque estos, sabedores de la imposibilidad de ser correspondidos, se contentaban con que posara sobre ellos la dulzura de una mirada. Los más pequeños mostraban su agitación, al tiempo que extendían los brazos buscándola, prorrumpiendo en incesantes llamamientos en los que, deseosos de ver aplacada su necesidad de atención y ternura, demandaban ser estrechados contra su pecho.

Así fue como, desconocedores de su valía, cada uno de ellos terminó por ofrendarle a cambio de un poco de interés la pura inocencia de su afecto. Y aunque ella quedó sumamente emocionada por tan hermoso gesto, no se encontró con ánimos de corresponderles como hubiera deseado. Por lo que, sumida en la amargura, optó por alejarse. Y apartando la vista se abrió camino entre ellos, pisoteando a su paso aquel jardín de ilusiones, armada con la cordialidad de una forzada sonrisa, con la que hirió la sensibilidad de aquellos pequeños amantes, dejándolos hundidos bajo un halo de incomprensión que arrancó lágrimas y despertó la fugacidad de rencores livianos.

Supo que estaba mal, que la desazón sentida apenas habría de ser nada en comparación con los remordimientos venideros. Sin embargo del mismo modo sabía que, junto a ellos, no podía luchar contra aquella fuerza invisible que pugnaba por desposeerla de la razón.

En esos angustiosos instantes necesitaba ausentarse del mundo conocido. Permanecer al abrigo de una soledad que la amparara del constante fluir de unas emociones que no podría seguir dominando.

Descubrir un lugar donde obtener el consuelo de que, al menos recluida, sólo ella sería consciente de la vergüenza y el daño sufrido cuando, una vez cansada de sostenerla como si de un pesado yugo se tratara, terminara cayendo la máscara que encubría el dolor, no habiendo nadie junto a ella para reprochar tan impropia manera de proceder.

Tenía claro que antes de verse precipitada por una desesperación que la condujera a las puertas de la locura, concedería a sus sentimientos libertad para manifestarse. Se negaba a sucumbir devorada por el silencio, al igual que la joven aparentemente feliz que encontró muerta con aquella nota en la mano, y cuyas palabras quedaron grabadas en su memoria: “Bañada por la clara sangre del deseo. Sintiendo huidizas sensaciones tan efímeras como un sueño. Pronto despertarás y, estirando el brazo, no encontrarás más que aire: lo acostumbrado.


La soledad te descubrirá el negro manto que a tus ojos la vergüenza ocultaba. La noche muere al nacer el sol. Tal vez su calor consiga secar tus lágrimas”.

8 comentarios:

B. Miosi dijo...

Ángel: pese a que este pasaje 5 del cap. 1 está hermosamente relatado, y sigue el mismo estilo de todo lo anterior, creo que es un poco largo. La hija de Bánum que es la que camina por ese parque encantado, lleno de estatuas enjoyadas, se dirige a un punto en particular, y se encuentra en el camino a un grupo de niños, el encuentro es tierno, ellos están acostumbrados a otra clase de reacción de su parte y quedan triste mirando su partida, todo eso es muy bonito, pero no tiene mucha importancia en la historia que se espera encontrar, se pierde el horizonte, me explico, creo que debías ser un poco más directo, ¿por qué caminaba en el parque la dama? Estaba triste, obviamente, pero ha de tener una finalidad, no sólo encontrarse con esos niños.
Sé que lo que viene es justamente lo que uno espera, pero el ínterin no creo que sea importante para la historia.

De todos modos son tus ideas y las respeto, pero como pides opiniones, tal vez te sirvan las mías.

Un abrazo,
Blanca

palabras dijo...

Ángel: pese a que este pasaje 5 del cap. 1 está hermosamente relatado, y sigue el mismo estilo de todo lo anterior, creo que es un poco largo. La hija de Bánum que es la que camina por ese parque encantado, lleno de estatuas enjoyadas, se dirige a un punto en particular, y se encuentra en el camino a un grupo de niños, el encuentro es tierno, ellos están acostumbrados a otra clase de reacción de su parte y quedan triste mirando su partida, todo eso es muy bonito, pero no tiene mucha importancia en la historia que se espera encontrar, se pierde el horizonte, me explico, creo que debías ser un poco más directo, ¿por qué caminaba en el parque la dama? Estaba triste, obviamente, pero ha de tener una finalidad, no sólo encontrarse con esos niños.

Sé que lo que viene es justamente lo que uno espera, pero el ínterin no creo que sea importante para la historia.

Saludos Blanca.

Antes que nada te aclaro alguna cosilla ;)

En primer lugar ella no va a ninguna parte, sale desesperada buscando la tranquilidad y el regocijo que le da el pasear por el jardín y contemplarlo. Pero sin rumbo alguno.

En lo que a los niños se refiere, es algo ocasional. Ella no esperaba encontrarlos. Y bueno al final toma rumbo, pero porque no se debe estar en el jardín al llegar la noche.

Por otro lado, la parte de los niños me permite explicar indirectamente varias cosas: parte de la situación de las casas, y creo que dice bastante de la dama. En mi caso, prefiero que mis personajes se definan por sus pensamientos o sus acciones, y que cada lector le adjudique una etiqueta en base a su criterio. Por poner a este personaje como ejemplo, hay opiniones totalmente opuestas sobre él.



De todos modos son tus ideas y las respeto, pero como pides opiniones, tal vez te sirvan las mías.

Un abrazo,
Blanca

Gracias por esas opiniones, y claro que sirven, con el mero hecho de que me hagas replantearme el texto ya estamos llegando a algo. Y a día de hoy, no faltaron opiniones tuyas que me resultaron muy acertadas ;)


Venga un beso, nos seguimos leyendo 

Prospector dijo...

Hola, como el contenido me parece apropiado, me meteré con la forma.

-"Fue el destierro de su desidia quien la llevó a tomar la determinación en un momento de lucidez de no demorarse allí, por lo que prosiguió su camino para acceder al interior desde la puerta del este, habiendo quedado muy atrás aquella por la entró."

Me detengo en este párrafo para hacerte un par de sugerencias. Mejor: "Fue el destierro de su desidia quien la llevó a tomar la determinación, en un momento de lucidez, de no demorarse mas allí.

Prosiguió, pues, su camino para acceder al interior desde la puerta del este, habiendo quedado muy atrás aquella por la que entró." Unas comas, quizás un punto y el "que" son aconsejables.

-"cada uno de ellos terminó por ofrendarle a cambio de un poco de interés la pura inocencia de su afecto. Y aunque ella quedó sumamente emocionada por tan hermoso gesto,"

¿No te da la sensación de que rima "afecto" con "gesto"? Quizá sea una particular obsesión mía, pero suena mejor con un cambio.
-"cada uno de ellos terminó por ofrendarle, a cambio de un poco de interés, la pura inocencia de su afecto/cariño/ (aquí afecto es dificilmente superable). Y aunque ella quedó sumamente emocionada por tan hermosa acción, recuerdo, detalle, regalo,"

Pues nada, hasta otro día.

palabras dijo...

Gracias por los apuntes Prospector, en cuanto vuelva a recuperar la capacidad de pensar me los miro. Llevo unos días con la cabeza fatal, apenas cojo el ordenador para responderos,porque me sabe mal tardar. Ya te digo lo que sea.

Un abrazo, (y no me olvido de tu blog, solo que como estoy no te serviría de mucho. Dame unos dias y vuelvo al ataque ;)

Prospector dijo...

La cabeza es un órgano que solo sirve para pensar cuando funciona, y para sentarse sobre el si piensas con el c...

Por mi no hay problema que te dilates en el tiempo, ya cada intervención tuya me da para rumiar durante muchos días.

palabras dijo...

ok, gracias.

Espero pasar en breve :)

vitolink dijo...

Bello pasaje. Emotivo su paso pisotenado las ilusiones infantiles.

Pero he de sumarme a la opinión de Blanca. A este capítulo le falta velocidad. Contrasta demasiado con el anterior, lleno de diálogo e intrigas, cargado de espectación. Baja demasiado el ritmo.

De todas formas, al final del mismo a lo mejor me como el comentario de este post.

Un abrazo!

palabras dijo...

Bello pasaje. Emotivo su paso pisotenado las ilusiones infantiles.

A mi personalmente me gusta bastante. Y me alegra que te agrade

Pero he de sumarme a la opinión de Blanca. A este capítulo le falta velocidad. Contrasta demasiado con el anterior, lleno de diálogo e intrigas, cargado de espectación. Baja demasiado el ritmo.

creo que confundes capitulos con partes. Y bueno, tomando como referente la parte 1, no creo que esta parte sea mucho más lenta que la de la fiesta, o que la parte que presede a la llegada de la sombra.

Por otro lado, aunque es la continuación, creo que es más acertado tomarlo como otro principio. Creo que sería más correcto plantearse esta novela, al menos en los primeros compases, como un conjunto de relatos que confroman un todo. Un mon´tón de hilos que se entrelazan hasta formar lo que es el cuerpo de la historia, (creo que ya hablamos sobre este tema de pasada).

En cuanto a lo que es la parte 2, tiene más intriga, más acción, y más dialogo que la parte uno, y es más extensa, tanto es así que creo que con ella soLA se podría hacer un obra de teatro, o una novela corta, (quiero pensar que aquí si me tendreis que ayudar a meter la tijera).

Y en cuanto a capitulos, la siguiente entrada es la última del cap 1, aunque podría seguir siendo el mismo capitulo.


De todas formas, al final del mismo a lo mejor me como el comentario de este post.

Un abrazo!

ojalá, jajaja. ;)

bueno ya se ira viendo.

Un abrazo, nos leemos.