10/8/08

Preludio, (4º pasaje del Cap 3)

―¡A nadie puedo culpar más que a él! Fueron sus acciones las que hicieron germinar este rencor que ahora siento. Tanto es así que si en este mismo instante lo tuviera ante mí, me dejaría llevar por el impropio y desmedido frenesí gustosamente, en busca de la satisfacción de sentir cómo, con mis propias manos, termino por arrancarle la vida―. En voz alta revelaba cada uno de sus pensamientos, con la hiriente claridad con que se iban presentando, avivando así las brasas de una obsesión que parecía encontrarse próxima a la locura.

―¡Se ha reído de nosotros! ¡Un mísero campesino se ha reído de nosotros y nuestras costumbres! ―exclamó el señor entre dientes, enfatizando, en cada palabra, el acentuado desprecio con el que pugnaba, al tiempo que hacía un considerable esfuerzo para no sucumbir a la impropia demostración de esa ira que, dentro de él, ardía en deseos de resurgir con mayor brío.

―Bien sabes que una afrenta así no puede quedar sin respuesta. Es por eso que te he convocado en tan infrecuente clandestinidad. Carezco de alguien más apropiado para llevar a buen término esta ineludible misión que ahora me dispongo a encomendarte. La casualidad ha querido que durante el breve interludio que él necesitó para perpetrar sus fechorías, te hallaras lejos de estos muros, comprobando el estado de “las semillas” a tu cargo; lo cual no sólo descarta toda probabilidad de que te reconozca, lo que a un tiempo, ha de ofrecerte una posición claramente ventajosa ―explicó con detenimiento; y tras un instante para recuperar el resuello prosiguió―. Sabes, al igual que yo, que esta cuestión debe ser zanjada con la mayor brevedad posible. Debemos evitar que tan desagradable asunto llegue hasta oídos ávidos de secretos, que se ocultan para confabular en la sombra, esperando hallar los primeros indicios de debilidad para usurpar el sitio que, por derecho, corresponde a mi linaje ―aquello sonó como si la confirmación de un rumor que de alguna manera siempre había estado presente, amenazara con alcanzar veracidad. La situación se mostraba propicia para que la traición proliferara en las mentes de aquellos que no sólo eran sabedores de su avanzada edad y muchos achaques, sino que estaban muy al tanto de la actual escasez de varones en su línea sucesoria. Aún recordaba las palabras, la resolución que se vio forzado a tomar dadas las circunstancias: “Lo aceptaré como yerno. Y a ese hijo, aún no nacido, como futuro descendiente de mi casa. Prefiero un feudo consolidado bajo una mano débil, que dejar el poder a unos consejeros que se repartirían Bánum como si de un botín de guerra se tratase”. Mas nueve meses después de presentar a su futuro yerno en sociedad, el hijo varón de aquella pecaminosa unión fue extraído muerto de las entrañas de su madre.

Era patente que el señor daba a su vasallo más explicaciones de las que hubieran sido necesarias para llevar a cabo su actual cometido. No se trataba sólo de que éste intentara exponer de una forma más prolija el tema que les ocupaba, siendo algo sobradamente conocido; aunque tratándose de según qué argumentos, su oyente era el único súbdito en el que, por paradójico que resultara, podía tener plena confianza. Únicamente cuando sufría aquellos repentinos ataques de melancolía, viéndose por ello necesitado de alguien con quien compartir, aunque sólo fuera de un modo circunstancial, el peso del poder, la sombra asumía el papel de siniestro confidente, ante el que podía desembarazarse, parcialmente, de aquel acostumbrado recato que le impedía exteriorizar sus posibles turbaciones.

Nunca la soledad resultó buena compañera para aquellos que no poseen la firmeza necesaria para afrontar los problemas.

Uno de tantos proverbios populares.

9 comentarios:

vitolink dijo...

Bien, bien. La cosa marcha.

Estupenda inclusión del un proverbio popular (¿estaba desde un principio?)

Deberías de incluir la parte del capítulo en la que estamos y las que quedan del mismo (por ejemplo: 1 de 3)

Un abrazo, y nos seguimos blogueando!

palabras dijo...

Bien, bien. La cosa marcha.


Estupenda inclusión del un proverbio popular (¿estaba desde un principio?)

pues quiero pensar que no, pero si creo que lleva tiempo, (a día de hoy creo que hay una docena o así repartido por los textos

Deberías de incluir la parte del capítulo en la que estamos y las que quedan del mismo (por ejemplo: 1 de 3)

no creas que no lo pensé,pero a veces no sé donde voy a cortar,ni cuantas partes saldran,y no dispongo de tiempo para pararme a cuadrar el capitulo. Este iban a ser tres, y creo que no serán menos de cinco.

Creo que los que siguen son más cortos e igual los cuelgo enteros.


Un abrazo, y nos seguimos blogueando!

Ya estoy maquetando lo proximo.

Doy por hecho de que habrá más lectores que no comentan, o que no han llegado hasta aquí, pero el tenerte en los puestos de cabeza, hace que me de la impresión de que estoy haciendo el blog para que usted lo lea, jajajaja.

En cualquier caso todo un placer, esto está siendo una experiencia muy chula.

Un abrazo;)

Prospector dijo...

Yo miraría de cambiar esta frase:

-"Tanto es así que si en este mismo instante lo tuviera ante mí," Demasiadas "is". Quizás quedara mejor así.
-"Ha llegado a tal punto, que de encontrarse ahora mismo en mi presencia"

Ya te dije en alguna ocasión que nuestros estilos literarios son diferentes, pero es como en cualquier faceta de la vida.
Algunas veces se necesita un bisturí afilando y otras una bola de demolición. Yo seguiré tocando tu puerta, ya que tu has tocado la mía primero.

palabras dijo...

Saludos Prospector ;)

En cuanto a la frase que me señalas tal vez necesite un pequeño reajuste, pero la opción que me señalas, aunque acertada en la forma, desentona a mi parecer con el lenguaje que se emplea.

Y espero que lo de la bola de demolición no sea una indirecta, jajajajaj ;)

Gracias por tocar mi puerta, aunque quisiera que de hacerlo fuera por el gusto de leerme y no por ningun tipo de compromiso.

Por mi parte me gustaría pasarme por los blog novela de los compañero de Generaciónblog, incluso formar parte si se me permite. Hablé algo con Robert pero se ve que me hecho en olvido.

Por cierto acabo de enterarme de que eres Hugo :)(te dije que e acabaría enterando jajajaja).

Ah a lo que iba, que ando liadisimo,aparte de el blog el taller,y la novela y demás, me embarqué a corregirle a Baldukari su novela, a cambio de que el hiciera lo propio, y son casi 250.000 palabras. Menos mal que tien muy buena mano y no hay demasíado que corregir.

En cuanto a tu blog hice un amago de leer, pero no me queda muy claro como va la lectura, no sé si son varias historias que conforman un todo, o son independientes.

Te agradecería que me lo clarificaras ;)

Venga un abrazo, nos leemos.

Delirium dijo...

Hola Angel, ya ves que estoy leyendo tu blog. Al principio me costó un poco, parece que había perdido la costumbre de leer textos de este estilo (hay que ver, con los libros de narrativa épica que me he zampao!) pero ahora todo va como la seda, dejo para más adelante algo de crítica, que ya veo que tienes unos lectores de lo más incisivos.

Ángel (palabras), Novela Blog dijo...

Saludos compañera ;)

Me alegro de verter por aquí y perdona la tardanza, estoy más pillado que nunca.

Me alegra saber que todo como la seda. La verdad es que eso de que al principio cueste un poco suele ser lo común, pero pocos son los que no superaron eso primeros compases y se adaptaron al texto, (al menos que a mi me conste :)

Ah y espero ansiosamente esa critica, como dije por aquí en varias ocasiones: nada está decidido del todo y todo desbarajuste puede arreglarse, y bueno un poco la cosa de colgarla fue por hacer de esto una experiencia comunitaria. Al final lo que enrealidad importa es que quede un buen libro, y está claro que con vuestra colaborarión es más posible y el camino menos cuesta arriba :D

En cuanto a los que comentan por aquí,la verdad es que no e puedo quejar, hay muchos que se entregan bastante, aparte de los reservados que los hacen por el msm. Nunca pensé que tuviera tan buena acogida.

Espero poder terminarla;)


Un beso, nos leemos

Ángel (palabras), Novela Blog dijo...

Lo olvidé. no sé si habrás visto lo de las votaciones a la mejor blognovela, (arriba a la izquierda del blog). Se está votando a la mejor novela de habla hispana.

Y bueno por si te quieres pasar, comparas con lo que hay por allí y votas alguna, aunque no sea esta, jejeejej.

Lo cierto es que se pueden votar varias, y a mi parecer hay dos o tres que están muy bien.

Un beso, (ya no me pongo más pesado) ;)

Incongruente dijo...

Soy Incongruente, del foro de Literatura. Entré, te leí y me gustó. Y me gustó por un motivo importante, yo también escribo en este estilo. Ello nos coloca en una situación literaria algo "rara" porque, por lo que dicen, nuestro estilo ya "no se lleva". Hoy día juegan con frases cortas, contundentes, sin ayuda a secundarias. Es como si se quisiera sintetizar la literatura. Yo, entre nosotros y sin que nadie lo lea, prefiero escribir así, largo, espandido, que el lector no tenga que pensar, dándoselo todo dichoy escrito.
Bueno, aunque no he leido toda la novela, solo tres partes, creo que merece la pena que la termines y, una vez hecho eso, dejarla en un cajón durante tres meses y luego leertela de nuevo. Verás como hay cosas que tienes que perfilar, o cambiar, o ...Saludos

Ángel Vela (palabras) dijo...

Saludos, Incongruente.

Ciertamente quedan como textos arcaicos que llegan a un número muy reducido de lectores.

Y en cuanto al estilo que se lleva ahora, pues salvo casos concretos, creo que hay un empobrecimiento importante en la literatura, condicionada también por lo que el lector pide. Tal vez me equivoque, pero creo que tiene mucho que ver con lo que mueve a la gente a leer.Para mi leer es una pasión. Busco que un libro me despierte sentimientos y emociones en el estado más puro posible, que sea algo trancendental. Vivir con el un experiencia casi mistica. Sentirme en conexión no solo con lo que me cuenta la historia, sino con el alma del escritor, algo en verdad dificil, pero que se consigue en ocasiones. En cambio creo que un porcentaje bastante alto de la población lee para entretenerse, como suelo decir, como alternativa al sudoku.
Buscan algo sencillo y rapido de leer, para echar el rato y que sea facilmente olvidable.

Es el tiempo que nos a tocado vivir.

Solo una de las cosas que comentas no es compartida al 100%, que es lo de darselo todo hecho, si suelo hacerlo en descripciones y demás, pero también exigo al lector que ponga de su parte. A lo largo de la novela hay algunos experimentos literarios, que pueden agradar o no, pero que requierne implicación, y otras partes que quedan un poco en el aire,que llegado el momento pueden hacer que el lector caiga en según que detalles, y que en el peor, aporta matices curisos en una segunda lectura, un poco como en tu relato de "Una extraña mirada".

Decirte que esto que lees por aquí es un poco a modo de borrador previo, (aunque intento presentarla lo mejor posible), tengo otro blog donde la voy colgando por capitulos enteros, después de una segunda correción y aun así es seguro que si consigo terminarla, se le dará ese periodo de descanso del que hablas.

Venga un abrazo, compañero. Nos leemos;)