14/8/08

Preludio, Cap 5 ( final de la Parte 1)

Plegaria de purificación


EL PESO DE UNA POSIBLE VERDAD

Sólo hallándome al borde del abismo,
descubrí cuantas cosas podían llegar a perder su significado.


Pensamiento enviado a los dioses en un ritual de purificación por Úlben Iknuar, Campeón de La Casa de Úrman, después de sobrevivir a su último desafió.

Aun habiéndose cerrado la puerta tras el nombrado paladín de su causa, el señor permaneció inmóvil unos instantes, hasta tener la certeza de que no volvería a abrirse.

Y cuando hubo sentido que su conciencia estaba en plena posesión de la privacidad que esta reciente soledad le brindaba, de los cajones extrajo una nueva palmatoria para acoger una vela encarnada que, además de diversos relieves, mostraba un abundante número de símbolos llamados a representar los nombres de cada deidad.
Parte de la oscuridad que inundaba la habitación fue tomada por el delicado resurgir de la llama, y acto seguido un reducido pergamino fue depositado en la mesa, sobre el cual, tras ser extendido con ambas manos, colocó un insólito tintero en el que terminó por descansar una exuberante pluma que mostraba su nervio central de un oscuro azabache, al tiempo que el largo y ostentoso plumón que de ella brotaba compartía tonalidad con la portadora de luz. Al igual que estas, cuantas acciones hubieron de sucederlas fueron ejecutadas con sobriedad y rigor, siguiendo los pasos de un humilde ritual. Y una vez que todo ocupaba convenientemente su lugar, tomó la pluma con resuelta determinación y escribió:

“Por más que quisiera no conseguiría reunir, después del daño y la vergüenza inflingidos, el suficiente valor para mirarle a los ojos.

¿Cómo no albergar el temor de que ese sentimiento de culpa, que permanece ligado a su recuerdo, me sometiera en el último instante, quebrantando de este modo el reducto de una fortaleza que, con toda seguridad, quedaría extinta en su presencia?
Tan inoportuna frustración me soliviantaría.

Y encontrándome inmerso en ella despertaría a la deriva, perdiéndome al desandar lo andado. Convertido en el náufrago que, mecido por un mar de lágrimas, se debatiría intentando hacer llegar hasta él incesantes disculpas, siendo estas como las olas, que se precipitan, una tras otra, en busca de la calma que anhelan encontrar en la orilla.

«¡Qué paradójico me resulta pensar que, por más que desee librarme de él, cargo con el yugo que mi condición me impone!»

«¿Por qué no me consuela saber que él, rebosante de toda bondad, acabaría por otorgarme el perdón?»


Así fue como, encontrándose al abrigo de la clandestinidad que lo envolvía, terminó de redactar aquellas líneas que, a pesar de su brevedad, dejaban de manifiesto una verdad inconfesable. Y sólo cuando quedaron plasmadas sobre el manuscrito estas y otras indignidades, fue ofrendado con deliberada prudencia a las llamas. Unas llamas que aprendió a temer y respetar sobremanera desde el día en que estas se alimentaron ávidamente de su carne.

Allí permaneció con el brazo extendido, sumido en inerte e inquieta expectación, contemplando respetuosamente, mientras se cumplía el breve interludio de rigor, con qué lenta determinación envolvían sus pesares, devorándolos. Únicamente cuando el pergamino se halló próximo a consumirse fue colocado en el recipiente de metal; y, al tiempo que salmodiaba una plegaria para sí, extrajo una pequeña daga ceremonial del cinturón. Armado con ella comenzó a gesticular con las manos sobre los humeantes restos del escrito, para, acto seguido, haciéndose una incisión en la palma, dejar que se derramara la sangre en la confesión ya extinta.

Fue así como aquella alma sumida en el agotamiento creyó encontrar un remanente de paz durante el transcurso de la ceremonia de purificación; y sintiéndose algo aliviada, y libre de condicionamiento, se dejó llevar por las emociones, negándose a tratar de evitar que escapara de los ojos de su portador alguna que otra lágrima furtiva.

10 comentarios:

Susana Eevee dijo...

Hola, Ángel,
Este fragmento creo que es uno de mis favoritos. Sugiere misterio, remordimientos y emoción contenida. Me gusta ese ambiente oscuro que envuelve la escena. A veces se percibe un toque de terror gótico que empasta muy bien con el texto.

Si cambias el segundo acto seguido por otra expresión similar, te quedará genial.

Saludos,

palabras dijo...

Buenas señorita, que alegría verla por aquí ;)

Debido a la escased de comentarios en estos últimos compases, como comento por ahí no sé si me están leyendo o no, y si muchos de los que comenzaron se fueron cayendo por el camino.

En cuanto a los "actos seguidos", a ver si se me ocurre algo, ando especialmente espeso desde hace varios días. Me lo apunto por aquí, y gracias ;)

En cuanto al tema del terror gotico, pues ya veras, ya. He querido tocar varios palos en según que pasar. Dado que es todo un mundo supongo que no sería raro que se dieran situaciones de todo tipo. De hecho, aunque quedan lejanas, tengo muchas ganas de ver como encaja la gente los textos comicos,(quiero pensar que se dejan ver algunas de mis influencias en lo que a humor se refiere, espero no rallar demasiado, ajaajajaaj).

Un beso Susana, nos leemos ;)

vitolink dijo...

Es la primera vez que leo este párrafo, y he de confesarte que me sumo a la opinión de Susana: superstición o magia, culpa, emociones negadas,... toda una olla que promete una sopa literaria estupenda.

A bote pronto te diría que vieses si merece la pena pasar esta escena al principio. Es embrujadora, y podría ayudar a atrapar al lector desde la primera línea.

Un abrazo y siguo leyendo!

palabras dijo...

Buenas caballero ;)

Pues me alegra saber que esta parte resultó especialmente interesante.
Decir que al menos a mi me parecíó un estupendo cierre de capitulo.

En cuanto a lo de pasarlo al principio, pues así en fio no sé.

Si es verdad que había pensado meter algo al principio que fuera algo más atrapadora, (pensé en el final del libro, una especie de descripción omtiendo detalles que pudieran cargarse la historia, muy a lo introdución de las partida de rol que jugabamos de ciber y cinco anillos.

Bueno no me enrollo.

Un abrazo grande. Nos leemos

B. Miosi dijo...

Ángel, he llegado hasta aquí en la novela, y me parece que está cogiendo forma. Reúne los requisitos para ser una obra que sucede en un lugar indeterminado, con personajes poderosos, en los que se mezclan las intrigas, las ambiciones y más específicamente, pienso que el tema principal es la venganza. Por momento tiendo a perderme un poco en las partes de letra cursiva, aunque comprendo que son para dar ambientación a la obra. Esta última parte en los sótanos, con el señor de Bánum haciendo un ritual extraño de sangre y cenizas de pergamino, abre un nuevo matiz a la historia.
Y te repito, el lenguaje es el indicado. Eso es.
Blanca

Prospector dijo...

Bueno, en su día dije que tu forma de escribir era recargada, pero tengo que decir que termina por enganchar. Leeré lo que puede y te diré algo para pulirlo, pero personalmente me está costando muchísimo sacarle algún pero. Buena caza.

palabras dijo...

Ángel, he llegado hasta aquí en la novela, y me parece que está cogiendo forma.

Me alegra saberlo :). Como ya os comenté si veis que empiezo a desbarrar no os importe darme el toque, que es lo que me tiene un poco preocupado. No sé si en según que momentos me dejé llevar demasiado por el entusiasmo.


Reúne los requisitos para ser una obra que sucede en un lugar indeterminado, con personajes poderosos, en los que se mezclan las intrigas, las ambiciones y más específicamente, pienso que el tema principal es la venganza.

algo más adelante creo que se añaden más datos que hacen que se deslige un poco más de lo que es la edad media que todos conocemos, aunque quiero pensar que sin perder ese referente. En cuanto a la venganza, pues lo cierto es que tiene mucho peso en la novela, aunque no hay solo un motivo, y una sola situación. Ten en cuenta que el señor de Bánum tiene motivos. Pero esta situación a fecta a muchos. ¿Cómo crees que se tomó esto la familia del legitimo prometido?

Además cada personaje tiene su historia, y dado el mundo, muchas tristes e infinidad de secretos, (a ver si soy capaz de ponerlo todo en pie y que quede compacto)


Por momento tiendo a perderme un poco en las partes de letra cursiva, aunque comprendo que son para dar ambientación a la obra.

esas partes tienen dos funciones, aunque no todas. Una es la que comentas, dar ambientación y tampoco es necesario ir quedandose con los nombres y demás, es poco más que un adorno. Aunque quiero pensar que en una segunda lectura hará que el libro se vea con otros ojos, (me pareció un detalle interesante, aunque con lo largo que será, a ver quien es el guapo que se lo lee dos veces, ajaajajajaj)

Esta última parte en los sótanos, con el señor de Bánum haciendo un ritual extraño de sangre y cenizas de pergamino, abre un nuevo matiz a la historia.
Y te repito, el lenguaje es el indicado. Eso es.
Blanca

Lo cierto es que desde siempre pensé que el lenguaje me haría perder muchos lectores, pero la sentía así. Y creo que no podría escribirla de otra manera. Espero poder llegar al corazón y al alma de algunos de los que me lean, aunque sean poquitos ;)

Un beso compañera, nos leemos;)

palabras dijo...

Bueno, en su día dije que tu forma de escribir era recargada, pero tengo que decir que termina por enganchar.

vaya es algo que estoy escuchando de última bastante más de lo que esperaba, estoy que no quepo en mi :). Como comento por ahí, creo que es lo que pedía la obra. Un día que tengas tiempo y ganas te paso algún texto menos barroco, a ver que te parece, (Baldukari ya hizo de cobaya lectora y parece que no quedó muy descontento ;) )

Leeré lo que puede y te diré algo para pulirlo, pero personalmente me está costando muchísimo sacarle algún pero. Buena caza.

Me alegra saber que te lo estoy poniendo dificil, aunque seguro que le ves algo, tienes buen ojo para eso ;)

Venga un abrazo, nos leemos.

PD: por cierto, sigo esperando que me indiques como va el orden de lectura en tu novela blog, (creo que es la tercera vez que te lo pregunto, te mandaré un privado, por si no lees mis respuestas por aqui).

La estuve ojeando por encima y no pintaba mal.

Prospector dijo...

Disculpa por no contestar, ya que cuando paso por aquí no recuerdo donde dejé el mensaje y no leo tu respuesta, salvo un largo peregrinaje por tu blog.

En principio son relatos que se pueden leer por separado, aunque si los vas uniendo, encontrarás claves a ese respecto.

Creo que haré un índice, ahora que tengo la historia a la mitad para facilitar la lectura.

PD: Mira que me cuesta sacarte defectos.

palabras dijo...

Disculpa por no contestar, ya que cuando paso por aquí no recuerdo donde dejé el mensaje y no leo tu respuesta, salvo un largo peregrinaje por tu blog.

Ah, nada tranquilo ;)

En principio son relatos que se pueden leer por separado, aunque si los vas uniendo, encontrarás claves a ese respecto.

suena bien, ya le hecho un ojo:)

Creo que haré un índice, ahora que tengo la historia a la mitad para facilitar la lectura.

pues si que será muy buena idea

PD: Mira que me cuesta sacarte
defectos.

lo que viene a partir de aquí no está mirando más que por mí y bueno otra persona miró algo, pero no demasiado, lo tendrás más facil apartir de ahora. ;)

Un abrazo, nos leemos;)