12/6/09

7º pasaje, Cap 8

Cuando además de la negación se expresó el motivo, el joven cayó en la cuenta de cuán inadecuada era la petición y vergonzoso que tuviera que recordársele algo tan primario, mas se tragó el amargor. Y así, tras respuesta, concienciación, y un silencio tan breve como ingrato habló. La proximidad de la muerte hizo que dejara de lado todo comedimiento, para buscar la respuesta de una pregunta que le quemaba en la boca.

―Señor,…aliviad al menos mi sed de conocimiento. ¿Soy… víctima de una prueba que… no supe pasar? ―preguntó sin eludir la culpa y mostrando un desconcierto cercano a la obsesión. Llegado a este punto apenas le quedaba apelar a la lógica, aferrarse desesperadamente a ella como si se tratara de un solitario madero a la deriva en un mar de dudas. Unos de los exiguos restos a los que le era licito asirse después de aquel naufragio social.

Nunca hubo entre ellos ningún lazo emocional, mas verlo en aquel estado le partía el alma. Y ante aquello se sintió indigno, como nunca antes, indigno por el trato que le dispensó y el que habría de dispensarle e indigno por tener miedo, porque aunque le costara asumirlo, de entre todas las razones que le llevó a aconsejarle el descanso primó la más deshonesta, puesto que sabía que si la conversación seguía por estos derroteros aflorarían comentarios o preguntas destinados a airear tan indecoroso convenio. Y fue por ello que hubo de hostigar su conciencia, forzándola a engendrar mentiras que ofrecer al que yacía.


BAJO EL PESO DE LO QUE SE HA DE AMAR


Tan inusitado es el precio que pagan los hombres por mantenerse irreprochables, como exacerbados los remordimientos y la culpa que ellos mismos se infligen cuando han de faltar al honor.

Si pretendéis ocasionar el mayor de los daños volved dicho honor en contra de aquello que más hubiera de amar, y ellos mismo no cejará en provocarse un sufrimiento que difícilmente estaría en vuestra mano.

Garin

4 comentarios:

Sharly dijo...

Angel en la frase: ellos mismo no cejará en provocarse.

debería poner ellos mismos, puesto que es plural. ;)

Ángel Vela (palabras) dijo...

Gracias coleguilla.

Lo arreglo.

dafd dijo...

"preguntas destinados a airear tan indecoroso convenio"

Siento preguntar algo que seguramente será una obviedad, pero bueno... ¿Crees que queda suficientemente claro decir "indecoroso convenio"? Yo creo que cuando lo lea más seguido y no en modo blog estas dudas que te planteo se disiparán. Es que no me acuerdo de qué es este "indecoroso convenio". Si pudiera insertar un emoticón pondría uno rojo como un tomate de la vergüenza.

Ángel Vela (palabras) dijo...

Saludos, dafd.

Pues se habló de ello pero tacitamente. Recordarás que el heraldo y Garin llegaron a un acuerdo. Y que a la vuelta de él, Garin se dirigió al herido y le dijo que era el culpable y que quedaba para el juicio de dioses. Ese es el acuerdo, culpar al caido de cuanto aconteció aludiendo exceso de celo. Si lo vuelves a leer de corrido y no queda claro ya me dices, aunque de todas formas me lo apunto.


Un abrazo. Nos leemos.