30/10/08

Al despertar la llama de sentimientos dormidos, 12º pasaje, Cap 3

―¡Contesta! ―exclamó alzando la voz hasta crisparse―. ¿Dónde han quedado ahora esas complacientes miradas y contrahechas peroratas que se muestran ante la verdad tan oscuras y vacías como tu pérfido corazón?―. A medida que proseguía aquel infructuoso interrogatorio, los gruesos y ásperos dedos del acusador se hundían más y más en su blanca carne, al tiempo que la zarandeaba instándola a responder.

―¡Contesta maldita seas! ¿O es qué pretendes humillarme aún más con tan ingrato silencio? ―exclamó, exhortándola a quebrantar su mutismo en pos de una respuesta satisfactoria.

2 comentarios:

vitolink dijo...

Disculpa por el retraso...

Dejé a la pareja en plena trifulca, y veo que ahí siguen. Bueno, peor aún. Esto sube el tono.

Ángel (palabras), Novela Blog dijo...

Disculpa por el retraso...

sin problema, sé de sobra la que tienes liada. Demasiado que te pasas ;)

Dejé a la pareja en plena trifulca, y veo que ahí siguen. Bueno, peor aún. Esto sube el tono.

Sí la cosa se caldea bastante, a ver que te va pareciendo la progresión

Un abrazo Vito, nos leemos